25 años de prisión para el hombre que secuestró y torturó por 9 meses a su expareja e hija

Gómez en 2017, cuando fue detenido.

La Cámara Penal Nº 1 condenó este jueves a Rodolfo Daniel Gómez a la pena de 25 años de prisión por los delitos de “privación ilegítima de la libertad, agravada por haberse cometido con violencia y amenazas, abuso sexual con acceso carnal agravado por haber causado grave daño en la salud de la víctima y lesiones graves”, en perjuicio de su expareja Erika Tévez y su hija de 8 años. Gómez fue trasladado a la Penitenciaria provincial.

En la sala de debate oral Nº 1 de la ciudad de San Luis, el tribunal, compuesto por Silvia Inés Aizpeolea, José Luis Flores y Hugo Sáa Petrino, escuchó por la mañana los alegatos de las partes y, a la tarde, hizo pública su decisión a través de la lectura del fallo que realizó la secretaria de Cámara Isabel Olguín Yurchag.

Para la justicia quedó acreditada la privación de la libertad contra la mamá y su hija. Y también los abusos y violencia que ejerció contra quién fuera su pareja.

El hecho por el que Gómez fue juzgado sucedió en junio de 2017. La víctima denunció que el hombre de 40 años la tuvo sometida, junto a su hija, a un cautiverio de nueve meses en el domicilio que compartían sobre la calle Constitución al 1300, en una zona céntrica de la capital puntana.

Al momento de escapar, la mujer presentaba un cuadro de desnutrición, una de sus piernas quebrada y marcas de quemaduras de cigarrillo. En la vivienda, la policía secuestró armas, droga y municiones.

Cuando se dictó la prisión preventiva a Gómez se conocieron muchos detalles del caso. A continuación, reproducimos el artículo publicado en La Gaceta en junio de 2017. Cabe señalar que en el mismo, el nombre de la víctima está escrito como “Erica Tebez” debido a que así figuraba en el auto de procesamiento.

Salieron a la luz los aterradores detalles del caso de la mujer que fue torturada 9 meses por su pareja

A través del auto de procesamiento de Gómez se conocieron múltiples detalles del caso, como lo primero que Erica, todavía en estado de shock, les contó a los oficiales de policía que acudieron al domicilio de su hermano. Según relató la mujer, Gómez la tuvo encerrada en una casa de su propiedad, ubicada en Constitución 1210, desde septiembre del año pasado, sin darle de comer y golpeándola en reiteradas oportunidades “hasta dejarla tirada sin poder moverse”.

“A veces le daba para que consumiera un polvo blanco para calmar los dolores del cuerpo, además que por sus celos, desmedidos llevaba a sus amigos, con los que la obligaba a tener relaciones sexuales en presencia de él, y luego la dejaba nuevamente encerrada por varios días”, reza el acta de procedimiento policial iniciada por el Comando Radioeléctrico cuando se entrevistó con Tebez en la casa de su hermano.

Cabe señalar que, según consta en el expediente judicial, Erica todavía no ha prestado declaración indagatoria y que, debido a su mal estado de salud por los meses de tortura, tuvo que ser su madre quien radicase la denuncia en contra de Gómez. Por ende, estas declaraciones que hizo a los efectivos del Comando Radioeléctrico, momentos después de haber escapado, constituyen su único relato sobre lo que sufrió.

“A continuación manifestó que la noche anterior, GOMEZ no encontraba un celular por lo que acusaba a TEBEZ de habérselo sacado, por lo que comenzó a golpearla con unas llaves en la cabeza, luego la traslado hasta el baño, la ató de pies y manos, dejándola en el piso donde le propinaba piñas y patadas por todo el cuerpo, hasta por la cabeza, que también le introducía un palo de escoba en sus partes íntimas y con un cuchillo le realizó cortes en los brazos y en la espalda”, continúa el informe del Comando Radioeléctrico basado en las declaraciones de Erica.

El expediente judicial continúa con detalles sobre la detención de Gómez, donde se destaca que, en dicho momento, el hombre llevaba en su billetera el DNI y la tarjeta de débito de Erica.

Por su parte, Cristina Iglesias, la madre de Erica, cuando realizó la denuncia, relató que su hija le había contado que Gómez le quemaba la espalda con agua caliente la espalda, “que la drogaba frecuentemente para que la violaran sus amigos”, y que un día que llovía mucho la ató a una silla y la dejó en el patio.

Iglesias también relató todo lo que hizo para poder ver a su hija, como ir varias veces a la casa de Gómez, donde nunca nadie la atendía. Por ello, la mujer realizó un pedido de paradero en la Comisaría Segunda, pero inmediatamente recibió un llamado de su hija, pidiéndole que lo levantara.

En cuanto a la relación de Erica con Gómez, Iglesias declaró, cuando realizó la denuncia, que su hija “siempre regresaba con Gómez ya que este es muy insistente molestándola, en altas horas de la noche, abriendo la ventana de la casa y llevándoselas a la fuerza, situación que en una oportunidad, fue denunciada cuando Gomez realizó disparos de arma de fuego en contra de la casa de la manifestante, formulando denuncia en fecha 9/7/09”

En dicha denuncia, que fue agregada al expediente judicial, el padre de Erica, Juan Luis Tebez, declaró que fue amenazado de muerte por Gómez, quien portaba un arma de fuego, en su propia casa.

También figura en el expediente judicial una denuncia realizada por Erica hace 5 años, a raíz de las amenazas de muerte que recibía constantemente luego de haber dejado a Gómez. En dicha ocasión, pudo dejar la casa de su pareja gracias al personal policial que acudió al domicilio luego de un llamado que ella realizó al 911.

“ESCUCHAME BIEN UNA COSA CUIDATE PORQUE DONDE TE VEA TE MATO, MUCHO CUIDADO SE DONDE VIVIS Y DONDE TRABAJAS, TE VOY A QUEBRAR LAS PIERNAS Y DESPUES ME VOY A LLEVAR LA NENA, SOS UNA HIJA DE PUTA, TE VOY A CAGAR A PALO, TE VOY A MATAR, ME LA VAS A PAGAR”, denunció Erica que Gómez le dijo por teléfono.

En esta denuncia de hace cinco años, que al parecer no generó ningún tipo de alerta cuando su madre realizó la solicitud de paradero, Erica declaró lo siguiente: “él tiene dos armas en al casa y varias veces estando borracho o fresco, se enojaba con ella y le pegaba luego la tiraba en la cama sacaba el arma y comenzaba a pegarle en la cabeza luego le apuntaba y se la ponía en la boca, también manifiesta que varias veces la encerraba en el dormitorio con llave prohibiéndole a ella y su hija que salieran a la calle, que por todos esos motivos la denunciante se retira va de la casa”

Otro sistema que falló enormemente en este caso fue el escolar, ya que la hija de Erica y Gómez no había concurrido a ningún establecimiento educativo de la provincia desde el 17 de noviembre de 2016. Esto quiere decir que la escuela no siguió nunca el protocolo establecido para cuando un niño se ausenta más de cinco días de clase sin dar ningún justificativo; algo que le podría haber ahorrado a madre e hija muchos meses de sufrimiento.

Un testimonio clave en la causa, por la cual el juez Jorge Sabaini Zapata le dictó la preventiva a Gómez, es la de un hombre que alquilaba la planta baja de la casa de Gómez, ubicada en Constitución 1.210. Una vez detenido Gómez, este vecino declaró que escuchó múltiples episodios de violencia y a la mujer llorar desconsoladamente en varias ocasiones.

“Que por estos episodios de violencia, en la cual el declarante escuchaba, pensó en alguna ocasión llamar a la policial, pero por temor a que RODOLFO tomara represalias en contra de su persona, decidía no llamar al 911, ya que se lo veía a RODOLFO una persona muy violenta y no quería tener problemas, pensando en muchas oportunidades dejar de alquilar allí para no tener problemas, incluso el declarante desde hace ya tiempo atrás que anda buscando otro alquiler”, reza la declaración testimonial del hombre que alquila la planta baja de la casa de Gómez.

Otra declaración indagatoria clave es la del médico forense Luis Lucero Arienti, quien dio cuenta que Erica presentaba quemaduras, “recientes y antiguas”, en su espalda, “lesiones compatibles con quemaduras causadas por cigarrillos”, hematomas en múltiples partes de su cuerpo, heridas cortantes, tres dientes rotos, desgarros vaginales y anales, y una fractura en el peroné de la pierna izquierda.

Con todos estos elementos, el juez le dictó la preventiva a Gómez y fijó el 5 de julio como la fecha en la que comenzará una nueva serie de declaraciones testimoniales.

Categorías: Noticias