Carlos Ponce brindó detalles del avance de obra del desagüe pluvial de avenida Lafinur

En conferencia de prensa, el secretario de Servicios Públicos, Carlos Ponce, brindó un exhaustivo informe sobre el estado de avance de obra del desagüe pluvial de avenida Lafinur. “La idea era, previo a esta sucesión de mandato, informarles de cuál es el estado y cuál es la situación de los desagües pluviales. Es una obra emblemática para la ciudad, una obra que tiene un presupuesto extendido que suma 125 millones de pesos. El estado general del avance de la obra es del 60%, sólamente queda un 40%, las últimas cuadras y aproximadamente unos 700 metros ya terminada la zona urbana hasta empalmar y descargar todos los efluentes en el río de San Luis”, dijo Ponce.

El secretario estuvo acompañado por Gabriel Messina, subsecretario de la cartera, y la ingeniera Carolina Díaz, que es la inspectora general de la obra. “Se está trabajando dentro de los parámetros normales para una obra del tipo urbano, para una obra de desagües pluviales que va enterrada. Eso significa que tenemos que romper pavimento y lidiar día a día con todas las interferencias de servicios, declarados o no. En este avance de obra del 60%, hemos detectado casi un 30% de conexiones, por ejemplo de empresas telefónicas o de gas, algunas cañerías no identificadas que siempre representan un problema porque no se sabe que están ahí. La empresa cumplió con todos los requisitos de solicitar a todas las empresas que trabajan en la vía pública la ubicación de su cañería pero siempre hay alguna que falta”, comentó Ponce.

En este sentido, el secretario explicó que muchas de las demoras se deben a problemas causados por estas interferencias. “En la calle Belgrano tuvimos un inconveniente que nos llevó casi quince o veinte días porque había cinco ductos de telefónica, que no eran reconocidos por las empresas”, señaló el secretario municipal.

“Cada vez que se produce un inconveniente, se elabora lo que se llama una orden de servicio donde se le informa e intima a la empresa para que cese el inconveniente que se ha generado en su obra. Esto está plenamente garantizado por la Ley de Obras Públicas Provinciales y Nacionales y. por supuesto, por el contrato que tiene la Municipalidad con la empresa. Las órdenes de servicio están en una carpeta con toda la información desde el día cero, de los desagües pluviales de avenida Lafinur”, aseguró Ponce. “Por supuesto esto ha sido incorporado al protocolo de traspaso de gestión, que será entregado en tiempo y forma a las nuevas autoridades, a los nuevos secretarios y al nuevo intendente que se harán cargo a partir de diciembre”, agregó.

Entrando en mayor detalle sobre las demoras que ha experimentado la obra, que debería haber concluido en mayor de este año, Ponce aseguró que va a continuar e informó “que está terminando con su primer pedido de ampliación de plazo el próximo 31 de diciembre”. “La empresa ha iniciado los trámites para suscitar una segunda prórroga y por supuesto eso ya escapa a esta actual gestión y generará informes y las decisiones finales de la nueva administración”, manifestó Carlos Ponce.

“El tema primordial es garantizarles que esa obra trabaje en forma normal, estamos plenamente conformes. Es una obra que también es inspeccionada por la Nación. Una o dos veces por mes viene un ingeniero especialista de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, verifica el avance de obra, certifica la calidad de la obra y acompaña con su firma los certificados de obra que son presentados oportunamente, elevados a la secretaría. Con mi firma y mi sello, ese certificado es enviado a Recursos Hídricos en la Ciudad de Buenos Aires en el gobierno nacional, que es el responsable de emitir los pagos hacia la contratista sobre esa certificación de obra”, contó Ponce, remarcando que Nación le paga directo a la empresa responsable y que la Municipalidad no ve ni un peso.

“El costo original era de aproximadamente 80 millones de pesos. Se nos da una ampliación en función de los costos y hoy el presupuesto oficial que tiene esta obra es de 125 millones de pesos en números redondos. Por supuesto la Ley de Contratación, una ley de carácter nacional, prevé redeterminaciones, que estipulan que cuando hay una variación que supera el 10% de algunos índices que afectan la construcción, la empresa tiene derecho a pedir lo que se llama una redeterminación de precios. La empresa ya ha presentado seis y hay cuatro que ya están aprobadas en Buenos Aires y las otras dos están en trámite. Más allá de que el Municipio cumple la obligación de recepcionar y elevarlo a Buenos Aires, la ecuación final depende de esta Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación”, agregó Ponce.

En cuanto a las características de la construcción, el secretario explicó los cambios que se han producido. “Se trabaja en un tramo recto entre dos bocacalles. Una cosa muy positiva es que se cambió el sistema. Antes era un módulo que se unían con hormigón in situ. Ahora eso se ha eliminado y prácticamente los módulos se tocan entre sí y esa estructura queda sellada con un material bituminoso que hace que sea impermeable. Eso ha permitido mejorar casi un 45% la instalación de los módulos, que son los que se hacen entre cuadra y cuadra. Una vez que se avanza con eso, se recupera la cuadra y se vuelve a trabajar sobre los sumideros, con dos tomas de agua que recubren cada una de las veredas, que captan el agua de cada una de las calles que corren de este a oeste y eso es introducido dentro del conducto mayor”, detalló el funcionario municipal y concejal electo.

Prestación de servicios públicos
Consultado sobre la prestación de los servicios públicos en la ciudad, Carlos Ponce manifestó lo siguiente: “Se sigue trabajando de forma continua y como si no hubiera un traspaso de gestión, todo el personal sigue a full. La recolección se está realizando de forma normal. Hemos estado trabajando hasta el día ayer con un problema de alcantarillado que tuvimos en la avenida España y gracias a dios lo pudimos solucionar. Espacios Verdes sigue trabajando, Alumbrado sigue trabajando”.

Además, Ponce explicó que la ciudad tiene garantizados los servicios hasta el mes de febrero. “Cuando asumimos en el 2011, todos los contratos finalizaban el 30 de noviembre, es decir que la ciudad no tenía la posibilidad de contratar ninguna persona que pudiera seguir con la mantención de servicios. Actualmente, todos los servicios como las zonas de Alumbrado, de Barrido, Limpieza y Desmalezado tienen sus contratos extendidos hasta el 31 de diciembre y hasta los primeros días de febrero. O sea que la nueva administración podrá tomar las decisiones de renovar esos contratos o generar nuevas modalidades de contratación de algunas áreas de prestación de servicios del Municipio. Les aseguro que cuando el nuevo intendente asuma el 10 de diciembre, la totalidad de la Secretaría de Servicios Públicos, como el resto de reparticiones de servicio, van a estar operativas al 100%, hasta que se implementen los nuevos cambios que irá a traer la nueva gestión”, concluyó Carlos Ponce.

Categorías: Noticias