Los CAPS municipales sólo atenderán síntomas relacionados al coronavirus

Si bien el otro día el intendente Sergio Tamayo dijo que “el municipio no tiene capacidad de acción en cuanto a salud pública”, hoy, desde la Dirección de Prensa, comunicaron que en los consultorios de los centros de atención primaria de la salud (CAPS) trabajan de 8 a 17 horas y que suspendieron otras especialidades para atender en exclusiva a personas con síntomas de coronavirus o similares.

Por el momento, los CAPS en actividad serán los del barrio Jardín San Luis y el de Tercera Rotonda, mientras que en del barrio Félix Bogado permanecerá cerrado los próximos 10 días. “No tenemos espacio para atender a alguien que llegue con síntomas de coronavirus”, explicó al respecto, Ana Pérez, directora de Salud del Municipio.

Para sumar esfuerzos en la lucha contra la pandemia, el municipio concentró la atención médica en los CAPS mencionados. “Se va a trabajar todos los días exceptuando sábados y domingos, según lo que vaya sucediendo. Extendimos el horario, pusimos doble turno y el personal se está rotando, puesto que donde estamos ubicados es un punto neurálgico de gente que vuelve de viaje y por eso estamos atentos a las personas que vayamos a recibir”, expresó la funcionaria.

En principio, estas medidas regirán hasta el 31 de marzo. “Veremos el desarrollo de la enfermedad en la provincia, y a partir de ahí es que se harán cambios o se permanecerá de esta manera”, sentenció la directora.

El plantel sanitario está reducido por las licencias otorgadas a madres y personas en el grupo de riesgo, pero el staff conformado para esta situación incluye médicos, enfermeras y agentes sanitarios. “En el CAPS Jardín San Luis, que es el más grande que tenemos, hemos preparado el shock room, las salas de atención primaria y el aislamiento, hasta que llegue la ambulancia. Se llama al 107 y la ambulancia recoge el paciente”, explicó la funcionaria.

Pérez explicó que el objetivo de estas medidas “es evitar el ingreso de personas sanas y que éstas se vayan mezclando con personas que vengan con síntomas de coronavirus o respiratorios”. “Por ese motivo tampoco vamos a trabajar en vacunación ni toma de presión. Es muy específica la atención que se va a brindar para no tener personas sanas en lugares donde hay riesgo. Ahora solamente se va a dejar entrar a personas con síntomas de coronavirus y similares”, dijo la directora municipal.

“Estamos trabajando con la Provincia, seguimos las líneas directas del Ministerio de Salud provincial y con el área de Infectología. Todo lo que estamos haciendo es por lineamiento de ellos y si necesitamos colaboración, ellos nos asisten, nos asesoran y preparan también”, agregó.

La directora recordó además las normas que rigen para todo el país. “La información está en todos lados, la gente con síntomas sabe que tiene que llamar al 107 y que no pueden asistir a ningún centro médico”.

“Estos días son claves para dejar libres las calles y los nosocomios. No es una emergencia asistir al centro de salud para vacunar a los niños, solamente con una urgencia, algo grave. La cumbre más crítica son los próximos días y para el coronavirus no tenemos cura, tenemos contención nada más. Que nadie salga si no es extremadamente necesario”, concluyó.

Categorías: Noticias