Otorgaron la excarcelación a las estudiantes de medicina que tenían 80 plantas de marihuana

Esta mañana, el abogado Federico Luis Magis Olguín dio detalles de la excarcelación que él y su colega Maximiliano Del Signore lograron en su defensa de Daniela y Florencia Oyarzabal, las dos estudiantes de Medicina de la Universidad Católica de Cuyo que tenían en el patio de su vivienda, ubicada en Aristóbulo del Valle y Sucre, más de 80 plantas de marihuana.

“Las chicas actualmente están continuando y reorganizando sus vidas, retomando sus estudios. Las chicas están acusadas de un delito, pero hasta no se las pene, tienen el derecho de permanecer en libertad”, dijo Magis Olguín, quien en ningún momento se pronunció sobre la causa, limitándose nomás a decir que se trata de una violación a la ley 23.737, que es la de Estupefacientes. “No hay una carátula específica, así que no podemos adelantar hasta que no podamos ver en toda su totalidad el expediente”, agregó.

En cuanto a los motivos por los cuales se otorgó la excarcelación, “el Juzgado ha revisado que se cumplen todos los requisitos necesarios; que las chicas tienen su arraigo, que no han de sustraerse a la acción de la Justicia, que no la van a entorpecer y, por lo tanto, no hay razón para que las mismas estén privadas de su libertad hasta no se las condene”.

“Tienen que cumplir con un régimen de asistir al Juzgado cuando se las requiera, de ir todos los meses y presentar la firma, de que si quieren ir a otra provincia tiene que pedir permiso. Y ellas garantizan que van a presentarse”, agregó el abogado.

Por su parte, cuando las preguntas de la prensa apuntaron a si hubo una suerte de trato preferencial por tratarse de dos universitarias, Del Signore señaló que son estudiantes “con buenas notas, una que se está a punto de recibir, que no tienen ningún tipo de antecedentes y que no tienen ningún peligro de que se vayan a fugar”.

En otro momento, Del Signore y Magis señalaron que las hermanas cometieron “un error” y reconocieron que en “ese patio había marihuana”, pero ante preguntas con respecto a cómo llegaron las plantas a ese lugar y para qué fin tenían tantas, los abogados se limitaron a decir que ellos estaba ahí para hablar de la excarcelación. “Es un yuyo cualquiera que sale, como cualquier planta, no está exenta la marihuana a la naturaleza de las plantas”, respondió Magis ante más preguntas de la prensa.

Cuando se las detuvo, el pasado viernes 5 de abril, la Policía informó secuestró 80 plantas de cannabis sativa, 20 de las cuales ya estaban cosechadas. Además, encontraron 958 semillas de la misma variedad y 96 ramilletes en proceso de secado. Estos últimos productos estaban dentro de la propiedad, a la vez que algunas de las ramas estaban disecándose en un dormitorio. También se secuestraron tres celulares y $9.000 pesos, entre otros elementos.

Categorías: Noticias