¿Podrán San Luis Unido y el poncismo volver a unirse para quedarse con la presidencia del Concejo?

En diciembre del año pasado, Avanzar y Cambiemos, San Luis Somos Todos y dos adolfistas, Daniel “el Negro” Ferreyra y Juan Domingo Cabrera, se unieron para que la presidencia del Concejo Deliberante quedará en las manos de este último, arrebatándosela de las manos a Roberto González Espíndola de Unidad Justicialista.

Este martes 10 de diciembre, cuando asuman los concejales del periodo 2019 – 2023, Unidad Justicialista, que pasará a ser el nuevo oficialismo municipal, quedará con 7 bancas, San Luis Unido (Avanzar y Cambiemos) con 5 y San Luis Somos Todos (el poncismo) con 3. Por ende, si priman las cabezas frías y unen sus 8 votos, San Luis Unido y San Luis Somos Todos, que pasaran a ser la nueva oposición municipal, se podrían quedar con la presidencia del Concejo Deliberante.

Durante casi todo este 2019, San Luis Unido y San Luis Somos Todos, junto a los dos adolfistas ya mencionados, se apoyaron mutuamente en un gran número de votaciones. Pero la relación comenzó a deteriorarse cuando el intendente Enrique Ponce rompió con San Luis Unido y decidió presentar su propio candidato para la intendencia, Enrique Picco, dejando así la cancha servida para el triunfo de Sergio Tamayo en las elecciones municipales.

Si el poncismo, el poggismo y el radicalismo se hubiesen mantenido unidos y encolumnado detrás de un solo candidato, la oposición provincial podría haber retenido la intendencia capitalina por más de 10 puntos. Pero esto, como todos ya sabemos no ocurrió, y esa tensión también se trasladó al Concejo Deliberante.

En conversaciones off the record con La Gaceta, miembros de ambos sectores manifestaron que harán todo lo posible para volver a unirse y quedarse con la presidencia del Concejo, pero todavía no hay nada asegurado.

Categorías: Noticias