Polémica en el Concejo Deliberante por el marco normativo de la Escuela de Policía Municipal

Esta mañana, el patio del Concejo Deliberante se vio colmado por los aspirantes de la Escuela de Policía Municipal, quienes fueron a reclamar la aprobación del marco normativo de la institución, el cual fue remitido al órgano deliberativo en agosto de este año y todavía ni siquiera tiene el despacho de una de las dos comisiones a las que fue girado.

En medio de esto también hay un pedido de informes sobre la Escuela de Policía, el cual no ha sido respondido por el Poder Ejecutivo Municipal, ya que alegan que ni siquiera les ha llegado. A su vez, desde la oposición municipal aseguran que si no es respondido, no se podrá avanzar con el tratamiento.

La Escuela de Policía Municipal fue creada por decreto por el intendente Enrique Ponce, por lo que se necesita el marco normativo para definir cuestiones como las funciones exactas que tendrán los agentes, cuál será el cuadro de ascensos, el uniforme y hasta qué arma van a portar. Debido a todo esto, la escuela tiene 150 cadetes en condiciones de egresar, pero que no puede ser incorporados como agentes municipales debido a la falta de este marco normativo.

Mariano Constanzo, jefe de Cuerpo de la Policía Municipal, encabezó este reclamo y habló con la prensa sobre la necesidad del marco normativo. “Creo que el intendente electo no va a dejar 150 familias sin trabajo. Si bien no escuché el mensaje con respecto a seguridad del intendente electo, todos los demás candidatos manifestaron en su momento la seguridad, y hay un vacío muy grande en el tema de seguridad barrial, donde hoy por hoy se vende alcohol a cualquier hora, o por ruidos molestos. Y ahí no tiene jurisdicción la Policía provincial. La Policía puede actuar en caso de que haya un disturbio o flagrancia delito en lo que se esté cometiendo, pero no pueden ir y clausurar una despensa cuando este vendiendo alcohol a menores”, explicó Constanzo, agregando que los cadetes también han sido capacitados en materia de bromatología, alcoholemia, tránsito y transporte, entre otros.

Constanzo además señaló que la creación de la Escuela Municipal es necesaria debido a que la Municipalidad se ha quedado con un cuerpo de inspectores, afectado por reestructuraciones y jubilaciones de parte de su personal, “que no da abasto”.

Tras su contacto con la prensa, Constanzo y dos cadetes hicieron uso de la banca del vecino, pero se encontraron con una fuerte oposición por parte del oficialismo provincial, encabezada por Daniela Serrano, presidenta de la comisión de Seguridad. La concejal, en primer lugar, trató de justificar la falta de tratamiento que el marco normativo ha tenido en el Concejo Deliberante, utilizando como excusa que el proyecto está en dos comisiones y que no ha llegado a la de ella.

“El decreto que ustedes han visto es insuficiente, porque si ese decreto bastara para la creación de la Escuela Municipal de Policía, ustedes estarían en sus cargos y cobrando”, dijo Serrano, levantando la voz y señalando algo que todos sabían. De hecho, como sabían que el decreto era “insuficiente”, es que los cadetes y Constanzo fueron a reclamar al Concejo.

Continuando con su mal tono, Serrano dijo que los rumores de que la gestión de Sergio Tamayo los va a dejar afuera son falsos, “porque para dejar a alguien afuera, primero tienen que estar adentro”. “Tienen una incertidumbre absoluta respecto de su continuidad en una escuela que no existe, básicamente”, dijo Serrano, quien criticó que la escuela haya sido puesta en marcha solo a través de un decreto, y lamentó que se haya utilizado a los cadetes para actos públicos.

Como siempre que se opone a algo propuesto por el Ejecutivo, tal cual ocurrió cuando se debatió la boleta única de papel, Serrano concluyó su agresiva alocución asegurando que ella está “totalmente de acuerdo con que es necesario y que es un proyecto muy positivo”. Luego, Serrano leyó los puntos del pedido de informe sobre la Escuela de Policía que ella presentó en octubre, dos meses después de que ingresara al Concejo el proyecto con el marco normativo.

Luego de Serrano, María José Domínguez tomó la palabra y reconoció que hubo solo dos reuniones de comisión para tratar este tema, y que una de ellas fue realizada en conjunto por las comisiones de Seguridad y Legislación, contando esta última con la presencia del secretario de Seguridad Ciudadana, José Pereira. Además, uno de los asesores de seguridad de la Municipalidad, Gustavo Ontiveros, estuvo presente en el recinto, contestando preguntas. “Según las palabras que comentaba la concejal Serrano, todas estas dudas podrían haber sido evacuadas en esas dos oportunidades”, dijo Domínguez, quien pidió el tratamiento sobre tablas del proyecto para incorporarlo en el orden del día y darle un pronto despacho para la sesión del jueves que viene.

Por su parte, Germán Ponce le recomendó “al nuevo oficialismo municipal que empiece primero por no enojarse cuando hay un reclamo genuino por parte de 150 familias”, y también que “deberían aprender a escuchar”. “Hay que actuar y no se puede estar esperando ante la burocracia de algunos concejales que dilatan con justificaciones la solución a problemas que la sociedad está demandando”, disparó Ponce, quien prometió luchar, ya sea como oficialismo u oposición municipal, para que se concrete la creación de la Policía Municipal.

Otro que se sumó a las críticas por la burocracia y demoras de algunas comisiones fue el presidente del Concejo, Juan Domingo Cabrera. “Yo creo que no podemos poner en cautiverio a 150 personas por antojos politiqueros, porque esto va más allá de la política”, dijo Cabrera, manifestando que, si hay voluntad, se puede corregir rápidamente las cuestiones del proyecto con las que no estén de acuerdo.

Finalmente, lo propuesto por Domínguez se sometió a votación y obtuvo 7 votos positivos a 6 negativos, pero como se necesitaba mayoría calificada, que eran 9 votos positivos, el tratamiento del marco normativo y su pronto despacho fueron rechazados.

De igual manera, Serrano volvió a tomar la palabra e hizo una suerte de pedido de disculpas por su mal tono, asegurando que “no ha sido un destrato”. Acto seguido, la concejal invitó a Constanzo y a las autoridades de la Escuela a que asistan a la reunión de la comisión de Seguridad para discutir el tema, sugiriendo además que participen del encuentro los integrantes de la comisión de Legislación.

Categorías: Noticias