Increíble enojo de Alberto Rodríguez Saá al ser consultado por el aborto no punible PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Matías Nieto   
Miércoles 05 de Agosto de 2015 02:52

Ayer por la mañana, en una transmisión en conjunto entre radio Popular y el programa Planeta Xilium que conduce Alberto Rodríguez Saá en FM Lafinur, el ex gobernador se mostró más que furioso cuando el periodista Hernán Pacheco le preguntó por su postura en relación al aborto. 

“¿Vos te crees que yo me voy a meter en ese tema? ¿Qué te pasa? ¿Quién te mandó? Llegaste tarde y te hacés el vivo, por favor. No es un tema de agenda en la Argentina”, respondió Rodríguez Saá, quien sugirió al periodista que le pida opiniones sobre el tema “a los médicos”. “Yo no estoy tomando partido. Cambiá el tema, nene, ¿qué te pasa? Estamos en una elección, ¿y qué me querés hacer decir vos? ¿Sos pícaro? ¿Qué sos? Yo también soy vivo, vos me preguntás y yo te contesto”, fue el resto de la más que prepotente respuesta del precandidato a gobernador.

Sin lugar a dudas, la respuesta y el enojo de Rodríguez Saá solo sirven para dejar en evidencia su gran hipocresía respecto a este polémico tema, del cual solo se anima hablar cuando no está en la política, como ocurrió en agosto de 2012, cuando dio una magistral clase de historia a favor de un protocolo para la aplicación en la provincia del aborto no punible. Claramente, Rodríguez Saá solo se anima a tratar este tema, y otros tantos más, cuando no está en campaña o en el poder.

Fragmentos de la conferencia de Alberto Rodríguez Saá sobre el aborto no punible en 2012:
“Para mi es una resolución histórica, que debe unir a los argentinos y hacernos pensar en el cumplimiento de la ley. El fallo analiza el caso frente a la Constitución y analiza el caso frente a la valoración diferente que pueden hacer otras opiniones y toma la resolución histórica de decir, ‘señores, está en la ley. El aborto no punible existe en el Código Penal desde 1921’”, dijo Rodríguez Saá, quien inmediatamente agregó que en la Argentina se viene “actuando con una conducta ‘contra legem’, contraria a la ley”.

Abriendo un nuevo paréntesis, el ex gobernador contó que cuando era abogado en los 80s, llegó a su estudio una madre “desesperada”, cuya hija intentó hacerse un aborto no punible en el hospital público de San Luis, “y le cerraron la puerta en la cara”. Esa chica fue a una curandera y, “por supuesto”, sufrió infecciones y pérdidas de sangre. Cuando retornó al hospital para ser atendida por estos problemas, la joven fue derivada al juez del Crimen, quien le decreta prisión preventiva. “Como siempre ha pasado, las víctimas se convierten en victimarias frente al poder que administra los derechos humanos”, reflexionó “el” Alberto.

“Todo este mecanismo es perverso. La Corte establece y desnuda esta situación, la hipocresía, la burocracia que se ha establecido para aplicar la ley. La Argentina ha sido reiteradamente condenada por los organismos internacionales por violación a estas normas, por burocratizar el sistema, por constituir una cultura contra legem. Entre los principios de los fallos de la Corte está la igualdad de la mujer frente al hombre. El hombre es dueño de su cuerpo y la mujer también es dueña de su cuerpo. La viabilidad del chico la determina la madre”, dijo Rodríguez Saá en uno de los momentos más inspirados de su exposición.

“Tenemos que saber que mi hermano piensa distinto que yo. Todo lo demás, se llama fanatismo, se llama intolerancia y si todos tenemos un bichito de fanático e intolerante, tenemos que tratar de combatir este bichito para que florezca en nosotros el espíritu de compresión y de armonía. Que más bueno que respetar al otro”, dijo el ex gobernador, ya hacía el final de su alocución.