Unidad Justicialista retuvo sus 4 bancas en el Senado, pero San Luis Unido le arrebató la de Junín

María Angélica Torrontegui y Sergio Guardia.

Como era de esperarse, Unidad Justicialista también ganó en la categoría de senadores provinciales, logrando retener las cuatro bancas que puso en juego. Por su parte, San Luis Unido logró un importante triunfo con Sergio Guardia en Junín, quien se convierte en el primer opositor en ganar una banca del Senado en una elección en 20 años.

Si bien el Senado tiene actualmente una senadora opositora, esta legisladora, Dominga Torres, fue electa en 2015 por el oficialismo provincial y luego decidió pasarse a las filas del poggismo. El otro opositor es el adolfista Ariel Rosendo, pero cuando fue electo en 2017, los hermanos Rodríguez Saá todavía estaban juntos. Por ende, el oficialismo provincial llevaba una larguísima racha invicto en la Cámara Alta.

Así es como Unidad Justicialista retuvo las bancas de Pueyrrerón (con el 39,01% de los votos), Dupuy (con el 56,22%) y Chacabuco (con el 46,60%). Los senadores electos por estos departamentos son María Angélica Torrontegui, Diamela Freixes (hija del ministro Sergio Freixes), y Marcelo Debandi, respectivamente. Luego, con el triunfo de Héctor Daniel Camilli, quien alcanzó el 47,31% de los sufragios, Unidad Justicialista logró recuperar la banca de Pringles que Dominga Torres se había llevado para la oposición.

Por su parte, el ex intendente radical de Merlo y ex diputado kirchnerista Sergio Guardia se impuso en Junín, con el 40,82% de los votos, en un final cabeza a cabeza con Unidad Justicialista, que logró el 37,29%.

A pesar de perder esta banca, el albertismo seguirá teniendo amplia mayoría en el Senado, controlando siete de las nueve bancas de la Cámara, además de la presidencia, la cual quedará en manos del futuro vicegobernador, Eduardo Mones Ruiz.

Categorías: Noticias